domingo, febrero 25, 2018
Home > Actualidad > Fortinet presenta el dispositivo de Firewall de Próxima Generación

Fortinet presenta el dispositivo de Firewall de Próxima Generación

La nueva serie Fortigate 6000F ofrece el rendimiento y las opciones de interfaz para escalar en el ámbito empresarial

Fortinet presentó su serie de Firewalls de Próxima Generación (NGFW, por sus siglas en inglés) FortiGate 6000F. El primero de la serie, el FortiGate 6000F incorpora una nueva arquitectura de procesamiento de hardware que ofrece el rendimiento validado de un chasis Fortinet en un factor de forma de dispositivo compacto para ofrecer seguridad avanzada al aumentar exponencialmente el tráfico de la empresa.

Los NGFWs de la serie FortiGate 6000F son ideales para las redes de borde empresarial que priorizan la protección contra amenazas y el rendimiento de la inspección de cifrado en un factor de forma que permite alta densidad, eficiencia energética y simplicidad de implementación.

El FortiGate 6000F se basa en la arquitectura de hardware de próxima generación de Fortinet que combina tarjetas de procesamiento discretas de múltiples CPU que permiten el rendimiento, la resistencia y la capacidad de la clase de chasis en un factor de forma de aplicación compacto.

Ofrece una potencia y velocidad de procesamiento incomparable para satisfacer las necesidades de seguridad del tráfico empresarial con la inspección de tráfico cifrado líder del sector, la protección contra amenazas y el rendimiento NGFW.

El aumento de las redes multi-nube y el tráfico cifrado requieren velocidad y escala de seguridad

Los entornos multi-nube y el uso cada vez mayor de IoT y dispositivos móviles para acceder a aplicaciones de misión crítica están aumentando drásticamente el volumen de datos cifrados en las redes de borde empresariales. La adopción de estas tecnologías también está aumentando el ancho de banda, el rendimiento y los requisitos de capacidad de sesión, impulsando a las empresas a modernizar sus redes.

Además, la superficie expandida de ataque digital y el complejo panorama de amenazas está generando la necesidad de protecciones de seguridad avanzadas que se pueden aplicar con velocidad y escala en todos los dispositivos conectados. Los dispositivos de seguridad deben ser capaces de ofrecer el alto rendimiento requerido para proteger el tráfico cifrado en el borde de la empresa con una interfaz compacta y moderna que puede aumentar la capacidad en una huella física más pequeña y eficiente.

La próxima generación de FortiGate 

La nueva serie F de Fortinet incluye el FortiGate 6300F y FortiGate 6500F, que son dispositivos NGFW de alto rendimiento, compactos y fáciles de administrar, integrados dentro del Fortinet Security Fabric.

– Capacidades de seguridad avanzada y rendimiento: La serie 6000F contiene los dispositivos NGFW más rápidos de la industria, brindando protección avanzada contra amenazas y rendimiento de inspección SSL para manejar volúmenes masivos de tráfico en el borde de la red.

– Interfaces flexibles y de alta velocidad: Las interfaces zSFP+ y QSFP28 de alta densidad apoyan 10G, 40G, 100Gbps y nuevas velocidades de datos de 25G para proporcionar conectividad de alta velocidad y mayor flexibilidad a medida que las empresas migran a diseños de mayor densidad.

– Integración de Security Fabric: Los firewalls FortiGate sirven como base al Fortinet Security Fabric y ejecutan FortiOS, el sistema operativo de seguridad de red más implementado del mundo. El Fortinet Security Fabric brinda seguridad amplia, integrada y automatizada para proteger la vasta superficie de ataque digital creada por la transformación digital de los negocios.

Arquitectura de hardware de próxima generación

Una novedad en la industria para un dispositivo de seguridad es que la arquitectura de hardware de próxima generación de Fortinet aprovecha tarjetas de procesamiento internas compactas que son versiones miniaturizadas de las hojas que se usan habitualmente en el chasis de seguridad modular de vanguardia. Cada tarjeta de procesamiento combina múltiples CPUs de 12 núcleos, unidades de procesamiento de seguridad (SPU, por sus siglas en inglés) y contenido (CP9) y procesadores de red (NP6) en una unidad discreta. La serie FortiGate 6000F puede admitir hasta diez tarjetas de procesamiento discretas en un dispositivo de 3U.

El diseño innovador permite beneficios tradicionalmente exclusivos para el chasis como una alta capacidad de recuperación y una escala de sesiones, al tiempo que ofrece capacidades de seguridad avanzadas a velocidades revolucionarias nunca antes vistas en un factor de forma de dispositivo compacto. La arquitectura proporciona beneficios adicionales, como el equilibrio de carga de hardware, utilizando los nuevos procesadores de distribución personalizados (DP3) que asignan inteligentemente tareas entre las tarjetas de procesamiento discreto.

Deja un comentario