5 riesgos que se pueden evitar cuando se usa almacenamiento en la nube

Según la firma IDC, para finales de 2021 se prevé en Latinoamérica que el cambio en las infraestructuras de aplicaciones centradas en la nube sea del 75%, en comparación con los indicadores anteriores a la pandemia, y en promedio un 35% del gasto en tecnología estará relacionado con la nube.

La nueva realidad ha acelerado la transición hacia los medios digitales, en donde las personas requieren acceder a la información y aplicaciones de negocio de forma rápida, en cualquier momento, ubicación y dispositivo. El cloud computing democratiza el acceso a la información gracias a sus múltiples ventajas que incluyen flexibilidad, ya que se ajusta a las necesidades costo-eficientes y de continuidad de negocio que tienen las empresas de hoy.

Según Gartner, la proporción del gasto en TI que se está trasladando hacia los servicios Cloud, se acelerará después de la crisis de COVID-19, y se prevé que la nube represente el 14,2% del mercado de gasto de TI empresarial global total en 2024.

Respecto a la seguridad en la nube Sebastián Salinas, Ingeniero Preventa de InterNexa manifiesta que “a pesar de que en el entorno actual y en el mediano plazo, la decisión de adoptar soluciones Cloud, es casi que obligatoria para las empresas, tanto grandes como medianas, aún son temerosas frente a la seguridad de la información. Por esto, se deben tomar acciones, comprender sus riesgos y proteger su nube, para no convertirse en el 70% de las organizaciones que por año experimentan alguna situación adversa de seguridad en la nube”.

InterNexa muestra 5 de los riesgos más comunes de la información al ser migrada a las plataformas cloud para identificar y establecer medidas de protección:

1. Personas y procesos

Cuando hablamos de adopción, el mayor desafío no es la tecnología, sino las personas quienes deben cambiar y adaptarse a la nueva forma de hacer las cosas. Un adecuado liderazgo y acompañamiento en el uso eficiente y consciente de la información, por parte de sus colaboradores y equipo humano, son el sello que las empresas con procesos y cultura orientados hacia lo digital harán para facilitar una transición rápida y eficaz, mientras las empresas ancladas al pasado tendrán un largo camino para la adopción total de la nube.

2. Protección de la información

Garantizar que los datos con los que se operan en nube se mantengan seguros y privados es uno de los riesgos que suman a un nuevo actor: el proveedor de servicios. Al contratar un proveedor de nube se recomienda comprobar de manera eficaz las prácticas de gestión de la información, para tener la plena certeza que la información es gestionada bajo los mejores estándares y cumpliendo la normatividad legal.

3. Accesibilidad

Una ventaja del cloud computing es el fácil acceso para los colaboradores de una organización, permitiendo iniciar sesión para ver y modificar la información desde cualquier dispositivo y ubicación, pero desafortunadamente se convierte en debilidad si las empresas no pueden ver quién está usando su nube en un momento dado. La falta de gestión de la accesibilidad es uno de los riesgos más comunes, por lo que se recomienda establecer políticas y procedimientos claros y estrictos para salvaguardar la información del negocio.

4. Disponibilidad y continuidad del negocio

Cuando se adopta Cloud computing, está dejando en manos de un proveedor la disponibilidad y continuidad del negocio, lo que puede materializarse en un riesgo fácilmente para su empresa. Por esto, es necesario que valide con el proveedor que tenga implementados exhaustivos controles, mecanismos, procedimientos y testeo de Disaster Recovery (Recuperación de desastres) para minimizar los riesgos de pérdida de información.

5. Cumplimiento

La información que los sectores económicos como el financiero, educativo, salud, minero, entre otros extraen y generan a diario deben cumplir con unos requisitos reglamentarios o normativos de cada industria o país, por lo que el no cumplimiento puede ver amenazada la compañía en su reputación o expuesta a multas millonarias. Por lo tanto, es necesario tener claridad sobre qué exigencias frente a la localización de la información tiene el negocio por parte de las entidades de control del país, y así elegir el tipo de nube o almacenamiento que se adecua a su empresa.

El Cloud computing es una herramienta esencial para las empresas que se transforman digitalmente, pero eso no significa que todas las organizaciones sepan cómo usarla de manera correcta. Al ser usuarios de estas plataformas, es clave mantenerse al tanto de los riesgos y tomar las medidas necesarias para mitigarlos, convirtiéndola en una buena práctica para el uso del Cloud computing sin ningún miedo y obtener el mayor provecho para el negocio.