¿Cómo convertirte en un gamer profesional de las grandes ligas?

Todo apasionado de los videojuegos se ha preguntado alguna vez si es posible hacer de su hobby su trabajo. Con el auge de esta industria, una de las actividades que más llama la atención a los entusiastas es convertirse en un gamer profesional, pues esta competencia ha aumentado considerablemente y se ha transformado en una alternativa de ingreso para diferentes personas en todo el mundo.

Llegar a ser un gamer profesional no es tarea fácil, pues el mundo de los videojuegos es una industria altamente competitiva. Según el último reporte de Newzoo, publicado en julio de este año, habrá cerca de 3 mil millones de gamers en todo el mundo en 2021, un aumento de más del 5.3% en comparación con el año anterior. Latinoamérica está entre las regiones de más rápido crecimiento por número de jugadores, con más de 289 millones pronosticados para este año, un aumento de un 6.2% comparado con el 2020.

Para desarrollar este oficio, se requiere de un nivel intenso de habilidad, dedicación, talento y trabajo. Sin embargo, tal vez lo primordial para garantizar éxito en esta carrera, es tener los equipos adecuados. Esto generalmente se trata de una PC con la capacidad de soportar los videojuegos de una forma óptima, que garantice el máximo rendimiento y que a su vez permita la mejor calidad de las imágenes para lograr la mayor precisión en los movimientos.

Para garantizar esta máxima calidad en los videojuegos es importante, principalmente, un buen procesador, una mainboard y una tarjeta gráfica. AMD ofrece los Procesadores de Escritorio AMD Ryzen 5000, que ofrecen una experiencia de inmersión única y hacen que las tareas multitasking no sean un problema, como el renderizado de video 3D y la compilación de software.

De igual forma, AMD también ofrece los Procesadores Ryzen 5000 G, que brindan los gráficos más veloces que se pueden encontrar en un procesador para computadores de escritorio, que, al combinarlo con una tarjeta gráfica externa, puede acelerar al máximo el rendimiento en los juegos.

Las tarjetas gráficas también juegan un papel indispensable para los gamers porque brindan la calidad necesaria para jugar a altas velocidades de cuadro, a través de resoluciones de imagen a 1080p. Precisamente, AMD cuenta con las Tarjetas Gráficas AMD Radeon RX 6600, diseñadas con la revolucionaria arquitectura AMD RDNA 2 que potencia la nueva generación de gráficos en los juegos, en compañía de la tecnología AMD FidelityFX Super Resolution que garantiza una experiencia de juego de alto rendimiento, así como de AMD Smart Access Memory que permite que los procesadores optimicen la memoria de la tarjeta gráfica al máximo.