¿Podemos adaptarnos a una vida en confinamiento?

Al leer este título, seguro te parece una locura el hecho de vivir confinado toda una vida; con ciertos días a la semana para salir a tomar sol, pero con una constante obligación de privar tu propia libertad. A principios de la cuarentena, creíamos que esto de vivir en nuestro hogar era una locura insostenible (nótese la sátira de que no somos capaces de vivir en nuestro propio hogar). A medida que el tiempo pasó, nos fuimos dando cuenta de que el mundo debía adaptarse rápidamente a todas estas circunstancias para poder sobrevivir, o simplemente morir en el intento.

Sabemos que, desde hace algunos años, la tecnología de información se ha acrecentado a pasos agigantados; cada año, esta industria se supera a sí misma y demuestra que cada vez nos encontramos más cerca de dar un salto de era. ¿Qué es lo debemos enfrentar ahora? Con todo esto de la pandemia, las empresas y establecimientos comerciales en todo el mundo, han recibido un golpe muy fuerte. ¿Por qué?

Todo es causa y efecto. Si tus clientes se mantienen privados de libertad debido a un virus malévolo que está acabando con el mundo, es evidente que tus posibilidades de vender decaen hasta un punto crítico. Es aquí donde existe un punto de quiebre; un filtro donde se diferencian realmente las personas que tienen la capacidad suficiente para adaptarse, y las que no. Por un lado, las personas que no tienen la capacidad de adaptarse, generarán dudas, inestabilidad, frustración, quejas y más. Las personas con esta capacidad puede que sufran un mal rato, pero es sólo el inicio; luego evolucionarán y encontrarán soluciones beneficiosas para ellos y para los demás. Son estas las verdaderas personas que cargan al resto del mundo en sus hombros.

Una realidad que hay que tener en cuenta es que; muchas de estas personas se encargaron de encontrar soluciones para sus ingresos; y encontraron que Internet es una gran herramienta en la que pueden apoyarse; así que decidieron arriesgarse y apostar todo por sobrevivir y posteriormente evolucionar. Con el tiempo, se dieron cuenta de que este método funcionaba y otros comenzaron a copiarlo también. Ahora nos hemos dado cuenta de que uno de los procesos de cambio más dramáticos que está sufriendo la humanidad en este momento, es la introducción obligatoria al mundo digital. Hace algunos años decíamos que si no conocías el Internet eras viejo o anticuado; ahora, si no puedes adaptarte, simplemente no podrás sobrevivir a todo lo que se viene.

Millones de empresas alrededor del mundo están aprovechando este auge en las redes; este incremento de presencia en Internet y han comenzado a comercializar sus servicios de formas más atractivas. Aquí te mostramos, por ejemplo, cómo es que empresas como Claro, han evolucionado y se han adaptado; ofreciendo servicios compartidos por un mismo precio. Son estrategias que les benefician a ellos como empresa y a nosotros como consumidores que, sin duda alguna, nos hacemos más y más dependientes de los servicios de red.

Con todo este tema, han surgido dudas como por ejemplo: si es realmente posible que el Internet no soporte tanta descarga y subida de datos. Se ha comprobado por varios medios como en esta entrada que el Internet puedo soportar esto y mucho más. Sin embargo, empresas como Facebook y Amazon si se han visto obligadas a calcular bien de lo que sus servidores y productos (respectivamente hablando) son capaces de satisfacer.

También surgen dudas en el ámbito económico. ¿Qué pasará con el dinero en general si los países no son capaces de mantener una economía sana? Es allí donde entra entonces el Bitcoin. Sabemos que en sólo tres meses, esta criptomoneda ha mantenido un crecimiento exponencial nunca antes visto; ha alcanzado límites increíbles. Las personas han vuelto a encontrar un refugio para su tranquilidad en la red. En una de nuestras entradas explicamos si realmente es rentable invertir en criptomonedas. A medida que pase el tiempo, nos daremos cuenta que, por cómo el mundo va girando, gracias a Internet, aprenderemos más sobre nosotros mismos; sobre lo que somos capaces de hacer. Pero por supuesto, ahora tendremos gráficas en tiempo real y todo tipo de elementos visuales para corroborar nuestras hipótesis.

Ya existen empresas que trabajan con el ego de las personas; empresas que han estudiado a profundidad lo que pueden generar sus productos y servicios en la psiquis humana. Empresas que hoy en día tienen el poder de hacer contigo lo que ellos quieran, sin que siquiera te des cuenta. ¿Estás dispuesto a aprender sobre la dualidad positiva/negativa de este nuevo mundo que se presenta ante nuestros ojos? ¿O perecerás aferrándote al pasado y a circunstancias que no pueden ni van a volver? Debemos ser fuertes y mantener los ojos abiertos en todo momento para no perder el juicio ni el criterio propio que, en estos días, son el tesoro más valioso que tenemos como seres inteligentes.