¿Por qué las empresas necesitan protección en la nube?

En la actual dinámica de las empresas, donde es vital mantenerse innovando y avanzando a la par de los requerimientos del mercado, la tecnología de computación en la nube ofrece beneficios de almacenamiento, intercambio de datos y una gran variedad de servicios digitales. De esta forma, las organizaciones pueden concentrarse en las actividades centrales para hacer crecer sus negocios, en lugar de desplegar, gestionar y mantener el software que necesitan para asegurar la continuidad de sus operaciones.

En este sentido, Hillstone Networks, proveedor líder de soluciones de seguridad de red y gestión de riesgos, explica que utilizar servicios e infraestructura en la nube requiere ineludiblemente contar con sistemas de ciberseguridad lo suficientemente robustos para mantener protegida la información que ahí radica. Y que la seguridad en estos casos es una responsabilidad compartida, por lo tanto, ya sea una persona, pyme o una gran compañía, deben de conocer qué implica la seguridad en la nube y qué importancia tiene para la empresa.

¿Qué es la seguridad en la nube?

Este concepto hace referencia al conjunto de medidas de seguridad que se diseñan para resguardar tanto la infraestructura, como las aplicaciones y los datos basados en la nube. Este tipo de medidas permiten garantizar la protección de la privacidad de los datos, así como el control de acceso a datos y recursos, y la autenticación de usuarios y dispositivos.

En la práctica, la seguridad informática en la nube, como también se le conoce, garantiza la seguridad y la integridad de todos los sistemas informáticos en la nube, ante el riesgo de un ataque cibernético o filtraciones de datos. Por eso, es importante confirmar que el proveedor de servicios en la nube garantice niveles de seguridad adecuados.

¿Cuál es el alcance de la seguridad en la nube?

La seguridad en la nube está diseñada para brindar un nivel de protección de amplio alcance, incluyendo:

  • Aplicaciones (servicios de correo electrónico, soluciones de productividad, etc.)
  • Sistemas operativos
  • Servidores de datos (hardware y software de la red central)
  • Redes físicas (energía eléctrica, enrutadores, cableado, etc.)
  • Datos (toda la información a la que se accede se modifica o se almacena)
  • Middleware (para administrar la interfaz de programación de aplicaciones o API)
  • Almacenamiento de datos (discos duros y otros dispositivos)
  • Plataformas de virtualización de computadoras (software de máquinas virtuales, anfitrionas e invitadas)
  • Hardware de usuarios finales (computadoras, dispositivos móviles, dispositivos IoT, etc.)

Importancia de la seguridad en la nube

La seguridad en la nube puede ayudar a las empresas de muchas formas, por ejemplo:

Garantiza seguridad centralizada. Con la computación en la nube se pueden tener todos los datos y aplicaciones en una ubicación centralizada, lo que facilita su administración, así como la de todos los dispositivos conectados. De esa forma, es posible garantizar que todo esté protegido.

Además, una ubicación centralizada permite a las empresas de seguridad en la nube realizar tareas con mayor facilidad, por ejemplo, optimizar el monitoreo de eventos de red, mejorar el filtrado web o implementar planes de recuperación de desastres.

Ofrece costos iniciales más bajos. Al contratar un servicio de computación en la nube, no se tiene que pagar por un hardware dedicado, por lo tanto, se puede ahorrar una cantidad significativa de dinero y, al mismo tiempo, se mejora la seguridad informática.

Del mismo modo, los proveedores de soluciones en la nube (CSP) garantizan un manejo proactivo de la seguridad, desde el mismo momento en que se contrata el servicio. De esa forma, es posible ahorrar costos y reducir los riesgos relacionados con contratar un equipo de seguridad interno para proteger un hardware dedicado.

Permite escalar con mayor facilidad la seguridad informática. Frente a nuevas demandas de servicios, la seguridad en la nube ofrece más aplicaciones y almacenamiento de datos, en el momento en que el cliente lo necesite. Eso significa que cuando las necesidades cambian, la naturaleza centralizada de la seguridad en la nube permite integrar fácilmente nuevas aplicaciones y funciones, sin afectar la seguridad de los datos. También, la seguridad en la nube puede escalar en momentos puntuales en que se incrementa el tráfico, por ejemplo, y recuperar su estado inicial en lo que disminuye el tráfico.

Ayuda a gestionar mejor el trabajo remoto. Con el almacenamiento de datos en la nube, es posible tener acceso a ellos desde cualquier parte del mundo sin ningún problema. Sin embargo, esto expone mucho más la información de la empresa a riesgos de seguridad, haciéndola susceptible a ataques de phishing o malware. En ese sentido, la seguridad en la nube garantiza que los datos de la empresa se manejen de forma adecuada y estén siempre protegidos contra amenazas digitales, incluso cuando los empleados cometan errores como, por ejemplo, no cumplir con los estándares requeridos al usar el internet público.