¿Qué son los contadores inteligentes?

Los contadores inteligentes pueden proporcionar información detallada del consumo para reducir las facturas de electricidad y, además, pueden aumentar la comprensión del estado de la red, mejorando así su rendimiento y la calidad del servicio brindado a los clientes.

Los medidores inteligentes son una parte fundamental para comprender el estado de la red, lo que puede mejorar los beneficios para el cliente y la calidad del servicio. Además, es más probable que estos últimos entiendan cómo sus hábitos de consumo afectan a su factura eléctrica para gestionar el consumo eligiendo la tarifa que mejor se adapte a sus necesidades y reduciendo el consumo mediante acciones de ahorro energético.

Asimismo, los medidores inteligentes son fundamentales para aumentar la penetración de la generación distribuida, además de permitir que los clientes generen su propia electricidad, lo cual es clave en las estrategias para reducir la huella de carbono y combatir el calentamiento global.

Características de un contador inteligente

Las funciones de los contadores utilizados tradicionalmente para medir el consumo de energía se reducen básicamente a realizar medidas y almacenar los valores totales acumulados. La evolución de las redes a las smart grids supone, entre otras cosas, que los contadores inteligentes sustituyan a los contadores tradicionales, facilitando a los clientes disfrutar de mejores prestaciones y nuevos servicios.

El contador inteligente incorpora el interruptor limitador de potencia, por lo que no es necesario instalarlo dentro del propio cuadro eléctrico del cliente, mejorando la capacidad de respuesta y actuación. Disponen también de una interfaz de telecomunicaciones para la comunicación remota entre el sistema central y los contadores, permitiendo la lectura y ejecución remota de operaciones como el envío de nuevas tarifas, la modificación de parámetros relacionados con el contrato y la configuración de los propios contadores como acciones de interruptores internos, además de gestiones como contratar la luz y modificar la potencia.

Los avances tecnológicos notables mencionados permiten que los medidores inteligentes realicen nuevas funciones:

• Múltiples registros de energía y múltiples tarifas: los medidores inteligentes almacenan el consumo de energía por hora, aún más granular. Esto permite facturar el consumo de cada franja horaria a una tarifa diferente, de manera que cada cliente puede elegir opciones que le permitan minimizar su factura en función del consumo. Además, es una herramienta útil para fomentar el consumo responsable.

• Gestión de múltiples contratos simultáneamente: las fuentes de energía distribuida (DER) son una herramienta importante en la lucha contra el cambio climático, y los contadores inteligentes son clave para facilitar la integración de las energías renovables, especialmente la energía fotovoltaica de pequeñas instalaciones en los hogares y otros pequeños consumidores. Como resultado, los clientes obtienen la ventaja de generar su propia electricidad (fotovoltaica para su propio uso) mientras mantienen la ventaja de estar conectados a la red de distribución. Esta integración, gracias en parte a los contadores inteligentes, permite gestionar simultáneamente los contratos de compra y venta de energía.

• Múltiples registros de eventos de calidad de suministro: Además de almacenar las mediciones de consumo de energía, los medidores inteligentes permiten recopilar información en tiempo real sobre el estado de la red. Entre otras cosas, pero no solo eso, también pueden identificar cortes de energía, voltajes ineficientes y conexiones incorrectas. Esto permite mejorar significativamente la calidad del suministro y el tiempo de localización y reposición de averías, beneficiando una vez más a los clientes.

Todas las características anteriores son posibles gracias a otro avance tecnológico contenido en los medidores inteligentes. Es la posibilidad de enviar automáticamente las lecturas a través de la red de telecomunicaciones para que estén disponibles para que un servicio central las procese automáticamente y los clientes puedan consultarlas desde diferentes dispositivos.

En definitiva, las características de los contadores inteligentes les permiten dar un servicio superior a sus clientes, mejorar la calidad del suministro eléctrico y aportar un abanico de nuevas funciones para controlar y optimizar el consumo eléctrico.

¿Cuál es el futuro de este tipo de contadores?

• Por ejemplo, se puede proporcionar información a los clientes casi en tiempo real (del orden de decenas de segundos) a través de un sistema central oa través de un canal de comunicación con una pantalla de inicio.

• Aumento de los parámetros de red medidos y frecuencia de las medidas, mejora de la gestión de la red de baja tensión: las curvas de cuarto de hora, entre otras cosas, pueden mejorar el proceso de planificación, eventos adicionales, curvas de tensión, etc.

• Potencia de procesamiento distribuida (edge ​​computing) para procesar localmente las medidas con mayor granularidad y permitir otros casos de uso, entre los que destacan: detección de generación distribuida o vehículos eléctricos, identificación de línea y fase de contadores eléctricos, reparto de carga, gestión de demanda, etc.