Seguridad y salud de los trabajadores: clave en la sostenibilidad de las empresas

La protección de los trabajadores es protagonista en la sostenibilidad económica de las organizaciones. Según la OIT, las lesiones en el lugar de trabajo representan pérdidas tan grandes que pueden alcanzar a impactar hasta el 4 % del PIB mundial.

Por: Adriana Solano Luque, presidenta del Consejo Colombiano de Seguridad.

Las cifras de siniestralidad del país crecieron en el último año. Un panorama que no es exclusivo de Colombia. “El informe conjunto OMS/OIT para el periodo 2000-2016, en sus primeras estimaciones relacionadas con SST, indicó que las lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo causaron 1,9 millones de muertes en un solo año (2016) en todo el mundo. Por lo tanto, se vuelve muy claro e importante que debemos prestar más atención a la seguridad y la salud, para evitar enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo” señaló Satoshi Sasaki, director adjunto de la OIT (Nueva Delhi) (OIT, 2022).

Adriana Solano Luque, presidenta ejecutiva del Consejo Colombiano de Seguridad – CCS, afirma que “hoy por hoy, invertir en seguridad y salud ya no es un diferencial; es una condición para permanecer en el mercado, para garantizar operaciones sostenibles que permitan seguir contribuyendo al bienestar de las sociedades”. Es por ello que la protección de los trabajadores se debe constituir en un pilar estratégico para todas las empresas, sin importar el tamaño ni el sector en el que se desempeñan.

De acuerdo con la OIT, el bienestar de los trabajadores juega un papel clave en la competitividad de las empresas; factores como seguridad, clima organizacional y entorno son determinantes; además, el Health and Safety Executive de Reino Unido asegura que “mejorar la salud y la seguridad ayuda a aumentar la moral y la productividad en los negocios. Los trabajadores pueden hacer su trabajo con menos dificultad y peligro”.

Prevención: clave en las organizaciones

Adicional al impacto que representa la pérdida o afectación de vidas humanas, los siniestros de origen laboral producen ausentismo y reducción en el desempeño de los trabajadores; incluso, puede llegar a afectar el clima organizacional. Todo esto ocasiona diferentes efectos económicos, directos e indirectos, sobre la empresa. Así las cosas, las acciones que pongan de relevancia a las personas redunda directamente en la continuidad de la operación del negocio.

Cuando ocurre la lesión de un trabajador, una enfermedad relacionada con el trabajo o una muerte, adicional a los costos directos de la atención del trabajador, incapacidades, la reparación de los daños, indemnizaciones, pensiones de invalidez, gastos funerarios, entre otros, se suman otros costos indirectos u ocultos asociados a la pérdida de productividad, la afectación de la imagen organizacional, la pérdida en la moral del equipo de trabajo, tiempos de contratación de nuevo personal y curvas de aprendizaje con mayores errores y defectos.

¿Cómo pueden actuar las empresas?

Es necesario armonizar las estrategias corporativas con las acciones para la protección de la salud de cada trabajador. La mejor herramienta es el diseño, implementación y seguimiento consciente y responsable del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), que para el caso colombiano está regulado bajo lo establecido en el Decreto 1072 de 2015.

El SG-SST no es solo un requisito legal de tipo documental; es una estructura que se crea al interior de la organización con el fin principal de identificar los peligros para la seguridad y salud de los trabajadores y gestionar los riesgos para evitar accidentes de trabajo, enfermedades laborales y todas las pérdidas asociadas a su ocurrencia.

Estos sistemas deben ser hechos a la medida de cada organización; cada una deberá hacer su identificación de peligros, evaluación y valoración de los riesgos, de acuerdo con su contexto, sus procesos, estructura organizacional, entre otros factores. Para ello, se recomienda:

  1. Garantizar el liderazgo de la alta dirección de la empresa y su compromiso con la SST.
  2. Informar y hacer partícipes en el SG-SST a todos los colaboradores de la empresa.
  3. Revisar periódicamente el SG-SST y ajustar con miras a una mejora continua.
  4. Capacitación constante en todos los niveles de la empresa.
  5. Inspección recurrente de los espacios de trabajo, identificando actos y condiciones inseguras que puedan generar lesiones a los trabajadores.
  6. Documentar e investigar los accidentes, enfermedades y muertes asociadas al trabajo, para determinar y corregir las principales causas.
  7. Incorporar las acciones de SST en todas las modalidades de trabajo.
  8. Fortalecer los procesos de vigilancia epidemiológica para que se adecúen a las condiciones de trabajo actuales y tengan como objetivos principales la prevención de las enfermedades laborales.
  9. Gestionar la salud mental y factores psicosociales.

Empresas en el país han demostrado su gran compromiso con la protección de sus trabajadores, es por esto que para incentivar esas buenas prácticas, el Consejo Colombiano de Seguridad instauró hace más de 40 años el programa de Reconocimientos Honoris, el cual resalta anualmente a las organizaciones comprometidas con la prevención, gestión y cultura en seguridad, salud en el trabajo y protección ambiental, quienes a través de sus acciones y prácticas de trabajo trascienden a una gestión exitosa y visible en SST, fortaleciendo sus valores corporativos.

En la última edición de la entrega de este galardón, en febrero de 2022, fueron 12 las empresas nominadas y cuatro, las ganadoras: Cerro Matoso, Frontera Energy Colombia, BASF Química Colombiana y la Base Naval ARC Bolívar – Departamento de Buceo y Salvamento. Las restantes compañías recibieron una mención especial: Servicio de Transporte Andino – Servitransa, Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco Cartagena, Carbones del Cerrejón, Instituto Nacional de Cancerología | ESE, Drummond Ltd Colombia, Esenttia S.A., Promigas S.A., Uniphos Colombia Plant Limited.

“En la reactivación económica se presenta una mayor exposición a los peligros y se han incrementado accidentes y enfermedades en el trabajo. Por ello, desde el CCS promovemos que la protección de los trabajadores sea la prioridad. Sabemos que los esfuerzos pueden estar enfocados en aumentar la producción y recuperar mercados, lo que traerá empleo e ingresos; pero no debe ser el único foco. Parte del éxito, como lo demuestran las empresas destacadas en Honoris CCS, es garantizar condiciones de trabajo apropiadas para lograr que los trabajadores, al finalizar cada jornada, vuelvan a casa sanos y seguros, lo que redunda en el bienestar de las familias y de la sociedad”, concluyó Solano Luque.